8 de diciembre de 2008

Hasta la vista beibi

LLegúe a la medianoche y me conecté. www.blogger.com. me pregunté por qué seguía manteniendo en vida este blog. y se me ocurrió borrarlo. eliminarlo. como eliminar mi corazón la canción. lo pensé durante el día y me pareció que sí, que había llegado el momento. pero ahora que tengo que hacerlo me invade una nostalgia de algo de lo que todavía no puedo sentir nostalgia porque aun está presente. esiste. pero un click y ya. ya no esiste. ahora espero en un bar que llegue gente a una fiesta que tengo que animar, y los invitados no llegan. ni uno. vienen todos juntos me comunican desde la barra. no me pueso comunicar me dice la dueña del bar, bastante más embolada que yo que rindo mañana luego de dos años lejos de la vida académica.y me pregunto por qué escribo esta explicación y si alguien le interesará. qué importa. lo certero es que no habrá nuevas entradas. he quitado tambien los derechos de administración a dana dolce. lo siento querida, este tiempo juntos fue hermoso, tal vez nos encontremos en otro espacio. o en el espacio. de momento no voy a eliminarlo. simplemente abandonarlo. archivarlo. las entradas seguirán disponibles. como el blog viejo de amadeo. por el momento. 26493 dice el counter.



ahora:

www.myspace.com/lowreyyyo
www.fotolog.com/maxylowrey


Salud!!!!

1 comentarios:

dana dolce dijo...

Querido Lowrey, ya que extirpaste de mí esa línea invisible que me conectaba a un vacío tupído; ya que me encuentro con un poco de palpitaciones y un vértigo liviano me cubre como una capa de vapor, aprovecho (como una comentarista simple, lo que soy, lo que siempre fui)para manifestar mi acuerdo, aprovecho para expresar mi incondicional consenso. Nunca supe si nos conocimos.
¿Nos conocimos alguna vez?
La sola idea del poder de tu dedo índice sobre el botón izquierdo del mouse, apretándolo, la sola idea...unicamente quiero pedirte que no borres todo esto; hacerlo sería aniquilar lo que queda de la mitad de mí sobre esta planicie incierta. La historia se gesta con el tiempo, quizás lo sepas, y de esta nada que deviene yo he armado (hemos armado)otra parte de mi vida. La nada, la nada, la nada que da vueltas. Había comido una costeleta de chancho, había leído unas paginas de un libro de Di Benedetto, había estado buscando un cigarrillo y entré sólo para ver, como los arquitectos que salen en medio de la noche a vigilar la construcción. Lowrey, como en la novela, siempre sabés sacarme un diente frontal con la bolita de caramelo de un chupetín. Nada es dulce. Esto es ficción, fue ficción, a veces no lo fue. Un día en medio de una tormenta te dije en una librería que quería un lugar de experimentos, posar una isla sobre el vacío y adornale, crearle un mundo, inventarle un sentido. Pude hacerlo, me dejaste. De este sitio creamos gente, inventamos desprendimientos de nosotros. No puedo ser muy coherente dada la situación. Una punta de hielo me graniza. Pero esta otra vida empezó así, en el anonimato. De la nada a la nada. Estoy triste, aunque sea nada, aunque no pueda parecerte para tanto, lo sé. Siempre fui emo.

Hasta siempre.
D.D.